Sin sentido

Por. Waldemar Mercado, Fundador LED 21/mayo/2020

En ocasiones no encontramos una razón a lo que experimentamos en nuestro diario vivir. Las situaciones nos agotan y lo primero que posiblemente pasa por nuestra mente es “no puedo más”, “cuando terminará esta odisea”.

Querido lector, te quiero decir que la vida es así, tiene altas y bajas. Es un mundo de experiencias que si no sabemos cómo afrontarlas, nos debilitan física y emocionalmente. Tratamos de encontrarle sentido a todo, buscando el  porqué suceden las cosas, cuando en realidad debemos de enfocarnos en el ¿para qué suceden?

Debemos tener claro que todo lo que se relaciona con nuestra vida tiene un propósito inherente, o sea tiene un para qué. Nada sucede por casualidad, aun las cosas que parecen ser negativas, en Dios tienen un propósito. 

Nuestro Creador nos dejó escrito en su manual de instrucciones que todas las cosas ayudan a bien a los que le aman… (Romanos 8:28)

Sé que es complicado asimilar esto. Pero si hacemos una introspección de como actuamos en determinadas situaciones encontraremos que nuestro enfoque siempre ha sido el resultado que nosotros esperábamos. Se nos hace complicado entender que aun el resultado menos esperado nos acerca más a nuestro destino.

Así es, en muchas ocasiones suceden cosas que parecen no tener sentido lógico a nuestro parecer. En mi país, Puerto Rico hemos estado enfrentando desde el año 2017 distintas crisis, huracanes, revuelos políticos, sismos que aún continúan y el novel covid- 19 que enfrenta el mundo. Para muchos esto parece no tener sentido, incluso, muchos han dicho que llegó el fin, por la incertidumbre que enfrentan al salir de sus casas.

La historia de la humanidad está marcada por grandes momentos de éxito que hemos alcanzado, pero ninguno de esos ha surgido sin antes librar un tiempo de conflicto, y muchos resultados no deseados. Obvio todos queremos ver solo el  resultado final, pero la historia no tendría sentido si solo vemos la gloria.

Detrás de toda historia existe un conflicto.  Thomas Edison logró que la bombilla emitiera luz, pero ¿cuantos intentos tuvo que hacer? Los hermanos Wright querían inventar un artefacto volador y lo hicieron, desafiaron la gravedad, pero ¿cuantas dificultades enfrentaron? Steve Jobs comenzó Apple en el garaje de una casa y hoy muchos  tienen un aparato electrónico fabricado por Apple, pero ¿cuánto tuvo que enfrentar?  Hasta fue despedido de su propia compañía!  Muchos ven la gloria; pero pocos conocen la historia real detrás del éxito.

Cuando las cosas parecen no tener sentido no te enfoques en el porqué, sino en el para qué (como esto me puede ser beneficioso) y de esta manera podrás enfrentar y beneficiarte de los resultados. No mires la situación desde una perspectiva negativa, mantente enfocado en tu objetivo y encuentra donde aplicar o qué hacer con el resultado obtenido. Siempre existe una salida, solo tienes que encontrarla.

Nada comienza grande, todo conlleva un proceso, incluso usted. Su organismo sigue un proceso natural de desarrollo. Así es la vida, todo lo que deseamos lograr tiene un proceso, cuando comenzamos a aprender a caminar nos caímos seguido. Todo tiene un proceso, pero no todo parecerá tener sentido. Oh, acaso tiene sentido que un bebe se dé un golpetazo cuando aprende a caminar, probablemente no le encontremos sentido, pero es necesario, porque es parte de su desarrollo.

Para un líder siempre el enfoque será su mayor reto. Siempre abran situaciones, personas, resultados, etc. que provocan o tratan de distraernos de nuestro verdadero objetivo.

Tenga presente que los resultados sean los esperados o no, nunca serán el objetivo. Cuando las cosas no parecen tener sentido, no te enfoques en conseguirle sentido, ya que ese no es el objetivo.  El objetivo siempre será el propósito de vida que te mantiene vivo, los sueños que deseas alcanzar, la visión que salta en tu interior para provocar cambios en tu entorno, ese deseo de añadir valor a los demás.

Cuando lo sucedido no parezca tener sentido; enfócate en tu objetivo y busca en qué ese suceso o resultado no esperado puede beneficiar o incrementar tu objetivo. Créame usted se sorprenderá cuando lo intente.

Cuando nuestro enfoque está en obtener un resultado específico en realidad estamos desenfocados, porque la probabilidad de que el resultado sea el esperado nunca será un cien por ciento.

“Un buen líder se debe preparar para lo que quiere que suceda, pero también, para lo que puede suceder”

Tenga presente que el mayor enemigo de su objetivo es el desenfoque, cuando tratamos de buscarle sentido a todo; estamos en riesgo de desenfocarnos de nuestro objetivo principal.

En cambio, encuentre como eso que aparenta no tener sentido para usted, puede darle sentido e incremento a su objetivo.

NO TE PIERDAS NINGUNO DE NUESTROS MENSAJES SEMANALES. ¡SUSCRÍBETE!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: