Paz

Hoy más que nunca necesitamos la virtud de la paz gobernando nuestros corazones. El líder más influyente de la historia, Jesús, nos dio cátedra de lo que puede suceder cuando tenemos su paz interior. Él mantuvo una paz absoluta ante los acontecimientos y procesos de la vida, aun cuando estos fueran dolorosos.

Mientras Jesús estuvo con sus discípulos, los cuales preparaba para el liderazgo, demostró que podemos tener paz en cualquier momento de la vida.  La Biblia dice en Marcos 4:35-41, que se levantó una gran tormenta, a tal magnitud, que las aguas llenaban la embarcación.  Los discípulos en ese momento sintieron gran temor a tal grado que su paz fue perturbada.

Como líderes, al igual que ellos, muchas veces encontramos que las situaciones se están saliendo de control y podemos sentir que nos ahogamos.  Sin embargo, como líderes dirigidos por Dios para influenciar, guiar y motivar, la actitud de Jesús nos ofrece varias enseñanzas valiosas:

  1. Puedo tener paz, aun en medio de la tormenta– Jesús dormía mientras pasaba la tormenta.  Cuando los discípulos le levantaron con desesperación, reprendió los vientos, ordenó al mar y a la tormenta cesar. Jesús podía descansar, porque había paz en su interior.  Proverbios 27:19 dice “así como el rostro se refleja en el agua, el corazón refleja a la persona tal como es”.  Jesús podía actuar en paz, porque en su corazón había confianza en el Padre. Como líderes debemos saber que lo que hay en nuestro interior, será la clave para responder a lo que ocurre a nuestro alrededorLa pregunta es¿cómo estamos respondiendo?
  1. Puedo tener paz por que tengo herencia– La Palabra de Dios nos da la buena noticia de que nosotros podemos tener paz como líderes e hijos de Dios,  ¿por qué?  no por nuestras fuerzas, ni porqué estemos ajenos a lo que está sucediendo, sino porque Cristo murió por nosotros para hacernos sus hijos, y siendo hijos somos coherederos con Él.  Pablo dijo: “Ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí”. Gálatas 2:20. Como Él vive en nosotros, podemos tener su paz. Él nos dejó su paz, no como el mundo la da, sino como una que sobrepasa todo entendimiento.  Solo esa paz promete cuidar nuestros corazones y nuestro pensamientos. Hagamos como el Salmista “ Aliéntese nuestro corazón y no tenga miedo”.

Finalmente, a lo mejor usted sea un líder que tenga que dejar a su familia e ir a trabajar.  Posiblemente seas el líder que deba dar fuerzas a los demás y guiarlos. Quizás seas el líder que se tiene que quedar en casa protegiendo a los suyos. No sé a lo que Dios le ha llamado en estos momentos, no obstante, lo que sí sé es que en medio de todo, el promete cuidarle y darle su paz. A usted líder la palabra le dice “¡sé fuerte y valiente!  ¡No tengas miedo, ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas.” Josué 1:9 NVI. Que esa paz que nos da el líder por excelencia, sea la que gobierne nuestros corazones.

Consejera Profesional Daliris Pérez, LED Team

Daliris Pérez posee una maestría en Consejería Profesional de la Universidad Interamericana de Puerto Rico. Funge como Consejera de una Institución Educativa Privada. Es líder de niños en la Iglesia que asiste. Es conferencista, predicadora y colaboradora del equipo de LED-Lideres Equipados para su Destino, Inc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: